Original

Hábitos nutricionales y de actividad física en escolares de educación primaria: datos del estudio longitudinal “OBIN” 2011-2017.


Nutritional habits and physical activity in primary school children: data from the longitudinal study “OBIN” 2011-2017.

Hábitos nutricionais e atividade física em escolas primárias de educação: dados do estudo longitudinal "OBIN" 2011-2017

 

J. Naranjo-Orellana   
Universidad Pablo de Olavide. Grupo de Investigación CTS-595

F. J. Alonso-Alfonseca
Centro Andaluz de Medicina del Deporte. Consejería de Turismo y Deporte

M. D. Carranza-Márquez
Centro Andaluz de Medicina del Deporte. Consejería de Turismo y Deporte

J. D. Rueda-Puente
C.E.I.P. Purísima Concepción. Delegación Territorial de Educación. Cultura y Deporte de Sevilla

 

Recibido el 27 de noviembre de 2018. Aceptado el 27 de noviembre de 2018. On-line el 28 de diciembre de 2018

 

 

RESUMEN

Objetivo: Determinar los hábitos de alimentación y actividad física de forma comparada entre niños y niñas, en un estudio longitudinal a seis años y empleando técnicas de calorimetría para valorar el nivel de actividad física y poderlo contrastar con la información proporcionada por los cuestionarios clásicos.

Método: A lo largo de seis cursos de primaria 155 sujetos (86 niñas y 69 niños) cumplimentaron un cuestionario de actividad física y otro de dieta mediterránea. A 41 sujetos (25 niñas y 16 niños) se les midió anualmente el gasto energético total (GET) y en actividad (GEA) durante 48 horas con un medidor ArmBand®.

Resultados: Se registraron GEA de 600 kcal/dia en niñas y 900 kcal/dia en niños (40 y 50 % del GET respectivamente). Dado que ArmBand considera GEA todo el gasto por encima de 2.5 METs, las niñas y niños del estudio tuvieron gastos energéticos por encima de 2.5 METs durante el 40 y 50 % del tiempo respectivamente. Los niños realizan 18000 pasos diarios y las niñas 14.000. Todo ello representa un nivel medio de actividad que podemos calificar del moderado-alto.

Conclusiones: La actividad física medida por calorimetría muestra mejor información que los cuestionarios. El nivel de actividad es claramente mayor en niños que en niñas y se mantiene estable durante los 6 años. La adherencia a la dieta mediterránea puede calificarse de media, necesitando mejoras.

 

ABSTRACT

Objective: To determine the habits of nutrition and physical activity in a comparative way between boys and girls, in a longitudinal study to six years and using calorimetry techniques to assess the level of physical activity and to be able to contrast with the information by the classic questionnaires.

Method: Throughout six primary courses, 155 children (86 girls and 69 boys) completed a physical activity questionnaire and a Mediterranean diet questionnaire. Total energy expenditure (GET) and activity (GEA) were measured annually for 48 hours with an ArmBand® device in 41 subjects (25 girls and 16 boys).

Results: GEA of 600 kcal / day in girls and 900 kcal / day in boys were recorded (40 and 50% of GET respectively). Since ArmBand considers GEA to be all expenses above 2.5 METs, the children in the study had energy costs above 2.5 METs during 40 and 50% of the time respectively. The children perform 18000 daily steps and the girls 14000. All this represents a level of activity that we can qualify as moderate-high.

Conclusions: Physical activity measured by calorimetry shows better information than questionnaires. The level of activity is clearly higher in boys than in girls and it remains stable during the 6 years. The adherence to the Mediterranean diet can be described as medium, needing improvements.

 

RESUMO

Objetivo: Determinar os hábitos de alimentação e atividade física de forma comparativa entre meninos e meninas, em um estudo longitudinal de seis anos com utilização técnicas de calorimetria para avaliar o nível de atividade física e contrastá-la com as informações fornecidas pelos questionários clássicos.

Método: Ao longo de seis anos primários, 155 indivíduos (86 meninas e 69 meninos) responderam um questionário de atividade física e um questionário sobre dieta mediterrânea. Desses, 41 indivíduos (25 meninas e 16 meninos) foram avaliados anualmente quanto ao gasto energético total (GET) e de atividade (GEA) por 48 horas com um medidor ArmBand®.

Resultados: GEA de 600 kcal/dia em meninas e 900 kcal/dia em meninos foram registrados (40 e 50% do GET, respectivamente). Como a ArmBand considera a GEA todas as despesas acima de 2,5 METs, as crianças do estudo tiveram gastos de energia acima de 2,5 METs durante 40 e 50% do tempo, respectivamente. Os meninos do estudo realizaram 18.000 passos diários e as meninas 14.000. Tudo isso representa um nível médio de atividade que podemos qualificar como moderado-alto.

Conclusões: A atividade física medida pela calorimetria mostra melhor informação do que os questionários. O nível de atividade é claramente maior em meninos do que em meninas e permanece estável durante os 6 anos. A adesão à dieta mediterrânea pode ser descrita como moderada, necessitando de melhorias.

 


Palabras clave: Hábito nutricional, actividad física, gasto energético, calorimetría.
Key words: Nutritional habits, physical activity, energetic cost, calorimetry.
Palavras chave: Hábito nutricional, Atividade física, Gasto energético, Calorimetria

 

Introducción

La prevalencia de sobrepeso en la infancia y la adolescencia parece ir en aumento y amenaza con reducir seriamente las expectativas de vida. En el año 2010, la Internacional Obesity Task Force (IOTF)1 recogió datos de estudios en diferentes países que mostraban una clara tendencia al incremento en las cifras de prevalencia y una desigual distribución en el conjunto del mundo con un claro aumento de la incidencia en países industrializados (América y Europa) en comparación con zonas del tercer mundo (África Subsahariana). Según este estudio, en Europa las cifras globales de sobrepeso y obesidad infantil están cercanas al 20%, siendo España uno de los países con las cifras más altas de los de su entorno.

Dado que el aumento del sobrepeso en la infancia se relaciona de forma generalizada con un descenso en el nivel de actividad física en estas edades y que existe la certeza de que un niño inactivo será con bastante probabilidad un adulto inactivo, todas las recomendaciones incluyen invariablemente aumentar el tiempo dedicado al ejercicio físico2.

Sin embargo, y a pesar de la gran cantidad de publicaciones existentes sobre el ejercicio físico y la obesidad, apenas hay estudios controlados que aporten evidencia científica acerca de la eficacia de los programas de ejercicio sobre la obesidad en la infancia; y éste punto es clave a la hora de establecer unas pautas de prescripción, si no queremos abordar actuaciones empíricas y faltas de fundamentación.

El principal problema es que la mayor parte de los artículos publicados sobre la obesidad infantil y su relación con el nivel de actividad física no reúnen un mínimo de criterios metodológicos serios y adolecen de numerosos defectos que hacen imposible la acumulación de evidencia sobre la prescripción de ejercicio y su efecto sobre la obesidad. Ya en 2008 el estudio HELENA (Healthy Lifestyle in Europe by Nutrition in Adolescence) de la Unión Europea3 hizo una revisión de la literatura sacando a la luz las principales lagunas metodológicas y proponiendo líneas de investigación.

La evidencia científica disponible, aportada por diversos metanálisis realizados en los últimos 20 años4-10, resulta bastante negativa y confirma que la literatura sobre obesidad infantil presenta una serie de defectos metodológicos importantes que incluyen, entre otros:

Por este motivo, este trabajo pretende determinar los hábitos de alimentación y actividad física de forma comparada entre niños y niñas, en un estudio longitudinal a seis años y empleando técnicas de calorimetría para valorar el nivel de actividad física y poderlo contrastar con la información proporcionada por los cuestionarios clásicos.

 

Método

Sujetos

Los datos de este artículo forman parte del estudio OBIN, que es un estudio longitudinal realizado entre 2011 y 2017 con una cohorte de alumnos y alumnas de enseñanza primaria11.

Han participado en el estudio un total de 155 sujetos (86 niñas y 69 niños) pertenecientes a los tres colegíos públicos del municipio sevillano de La Algaba, situado a 10 kilómetros de la capital y con una población de 16000 habitantes.

Las mediciones comenzaron en el curso 2011-2012, con todos los participantes en el primer curso de enseñanza primaria, y llegaron hasta el curso 2016-2017, cuando todos los participantes finalizaban su etapa de educación primaria.

 

Diseño experimental

Al comienzo del proyecto, en septiembre de 2011, se mantuvieron reuniones informativas con los profesores y padres y madres de los centros escolares participantes y se obtuvieron los correspondientes consentimientos. Con carácter semestral (en los meses de octubre y mayo de cada curso), en el contexto de todas las medidas tomadas para el proyecto OBIN11, los 155 sujetos cumplimentaron unos cuestionarios de actividad física y de estado nutricional. Por otra parte, con una frecuencia anual se les colocó a 16 niños y 25 niñas un medidor de consumo calórico durante dos días consecutivos. Este número de niños y niñas (N=41) se fijó por razones logísticas (disponibilidad de medidores) pero fueron los mismos a lo largo de todo el estudio.

Para la valoración del estado nutricional se utilizó el test KIDMED12 que valora la adherencia a la dieta mediterránea considerada como prototipo de dieta saludable. Consiste en un cuestionario de 16 preguntas que deben responderse con si o no y cuya valoración numérica puede oscilar entre 0 (mínima adherencia) y 12 (máxima adherencia) con los siguientes rangos:

De 8 a 12: dieta mediterránea óptima (adherencia alta).

De 4 a 7: necesidad de mejorar en el patrón alimentario para adecuarlo al modelo mediterráneo (adherencia media).

De 0 a 3: dieta de muy baja calidad (adherencia baja).

Para la valoración del nivel de actividad se ha utilizado el cuestionario de actividad física PAQ-C13,14. Es un cuestionario muy sencillo de rellenar que valora la actividad física que el niño realizó en los últimos 7 días. El resultado global del test es una puntuación de 1 a 5 que permite establecer una graduación en el nivel de actividad física que realiza cada niño. Además permite conocer en qué momentos del día y de la semana los niños son más activos. El PAQ-C se encuentra dentro de la denominada “familia PAQ” que comprende cuestionarios muy similares para valorar la actividad física en tres grupos de edades: en niños (PAQ-C), adolescentes ( PAQ-A) (13) y adultos (PAQ-AD)14.

Para las mediciones de calorimetría se utilizó un medidor de consumo calórico ArmBand PRO-3 de la firma BodyMedia (Pittsburgh, PA, USA) que proporciona información sobre el gasto calórico y los niveles de actividad física a través de la medición de la temperatura corporal, la disipación de calor, la conductividad de la piel, las aceleraciones longitudinales y transversales y el tiempo15. El equipo se coloca sobre el tríceps del brazo dominante y puede almacenar datos hasta 14 días. El programa de análisis de datos (Inner View) proporciona valores de gasto energético total (GET), gasto calórico durante los periodos de actividad (GEA), considerando aquellos superiores a 2.5 METs, tiempo total empleado en la actividad y número de pasos dados. También identifica los periodos de sueño, El GET se expresa de forma absoluta en kcal/día y de forma relativa a la masa corporal (kcal/día/kg).

 

Análisis estadístico

El estudio estadístico de los datos abarca el análisis descriptivo de todas las variables medidas (segmentadas por sexos y total), la comparación `por sexo y por años de todas las variables y el análisis descriptivo de la evolución de las prevalencias de sobrepeso y obesidad según los diferentes criterios

Los resultados se presentan con la media y la desviación estándar (DE) con intervalos de confianza del 95%.

A cada grupo muestral se le aplicó la prueba de normalidad de Kolmogorov-Smirnov. En los grupos que cumplían con la normalidad se aplicó el test de Levene y la prueba T para variables dependientes o independientes o la prueba de Scheffe (varios grupos) para el contraste de hipótesis (p˂0.05). En caso de no cumplir con los criterios de normalidad (p˂0.05), se utilizó la prueba U de Man-Whitney para variables no paramétricas.

 

Resultados

La tabla 1 muestra los datos correspondientes a la puntuación del cuestionario PAQ-C y KIDMED y la figura 1 muestra la evolución de los datos de ambos cuestionarios a lo largo de los 6 años.

La tabla 2 muestra los datos de GET, tanto absoluto como relativo a la masa corporal, y de GEA, así como el porcentaje que supone el GEA dentro del GET. La figura 2 muestra la tendencia a lo largo de los años del GET (A), GEA (B) y el porcentaje que representa el gasto en actividad sobre el gasto total (GEA/GET) (C).

En la tabla 3 se muestra el número de pasos diarios, la actividad media diaria en METs y el tiempo que pasan acostados. La figura 3 muestra la evolución a lo largo de los años de los pasos y la actividad en METs.

Las tablas 4, 5 y 6 muestran los valores de p para las diferentes variables en la comparación entre los diferentes cursos, tanto para niños como para niñas.

 

Figura 1. Evolución de los datos de los cuestionarios PAQ-C y KIDMED a lo largo de los 6 años

Figura 2. Tendencia a lo largo de los años del GET (A), GEA (B) y el porcentaje que representa el gasto en actividad sobre el gasto total (GEA/GET) (C).

Figura 3. Evolución a lo largo de los años de los pasos y la actividad en METs.